Sesiones Cake Smash en Asturias.

Hace unos meses Lola, a la que ya conocíais de su sesión de Recién nacida, vino a hacer sus fotos de cumpleaños. Lo teníamos todo muy bien preparado: la luz, el decorado, el vestuario… Mamá tenía muchas ganas de éste reportaje. Alma, como buena hermana mayor que además comparte cumpleaños con su hermana pequeña, intentó ayudar todo lo posible. Y Lola es un bebé rollicín y sonriente de 12 meses. Teníamos todos los ingredientes para una sesión de cuento, ¿verdad?

Pues al final pasó lo que pasa muchas veces: que los bebés son bebés, y hacen lo que quieren. Si algo les gusta, pues les gusta. Si odian algo, pues lo odian. Si quieren reír, ríen. Si les da por llorar, van a llorar. Y así fue: Lola odiaba su tarta. No quería verla. No quería tocarla. ¡Que estaba a dieta y nadie entendía el esfuerzo que estaba haciendo!

Aún con todo, Lola es una monada de niña, súper alegre y buenísima, así que la que váis a ver a continuación es una de nuestras sesiones favoritas de primer cumpleaños.

Las Sesiones Cake Smash son un tipo de reportaje que se realiza por el primer cumpleaños del bebé. ¿Qué tiene de especial? Pues que incluyen una súper tarta personalizada que los peques se tendrán que comer. Es una sesión muy divertida, al cumplir su primer añito comienzan a descubrir texturas y sabores nuevos.

Aunque la sesión Cake Smash siempre lleva decorados personalizados, la esencia del reportaje de primer cumpleaños es la naturalidad. Nunca sabemos cómo reaccionarán los bebés cuando prueben su tarta, ¡así que es una sesión sorpresa para todos!

¡Os dejamos la Sesión del Primer Cumpleaños de Lola!